Capilla Virgen de Guia Ribadesella playa de Santa Marina

Ribadesella, la puerta al Cantábrico

Ribadesella es una villa marinera con especial encanto.

Nuestra villa tiene un gran patrimonio monumental, como pueden ser las huellas de dinosaurios halladas en los acantilados de Tereñes, Vega y en la playa de Santa Marina, o los yacimientos prehistóricos patentes en algunas cuevas, en especial los hallados en la cueva de Tito Bustillo.

Su riqueza arquitectónica es también amplia, con construcciones como la capilla de la Virgen de Guía, enclavada en un lugar privilegiado con vistas al mar cantábrico, o el actual ayuntamiento, antiguo Palacio de Prieto Cutre, que presenta una singular fachada plateresca; éstas entre otras muchas dispersas por todo el concejo.

Por otro lado cabe destacar Ribadesella como la meta del reconocido Descenso Internacional del Sella, fiesta declarada de Interés Turístico Internacional, de gran afluencia por ser uno de los acontecimientos festivo-deportivos más importante de nuestro país.
Durante la época estival los visitantes pueden aprovechar y recorrer el río Sella en canoa disfrutando del trayecto de la famosa prueba deportiva, un paseo lleno de aventura por uno de los rincones más bonitos de Asturias.

En cuanto a lo que a gastronomía se refiere, nuestra villa cuenta con numerosos Restaurantes y Sidrerías donde pueden degustar lo mejor del cantábrico, nuestro pescado y marisco, así como los platos típicos de la región, destacando la fabada asturiana, el boroñu preñau o el arroz con leche, todo ello acompañado de unos culines de sidra.

Vamos.....que no puede dejar de venir a visitar Ribadesella y su entorno, llevándose de aquí el mejor recuerdo de nuestra tierra.